sábado, 30 de noviembre de 2013

Toros y osos en la inversión en bolsa

En el mundo de la inversión en bolsa se llama toros a los inversores que creen que la Bolsa va a subir, y osos a los inversores que creen que la Bolsa va a bajar. Parece que el origen de esto está en la forma de atacar de estos dos animales. Los toros embisten de abajo hacia arriba (similar a un movimiento alcista de las cotizaciones), y los osos atacan moviendo su zarpa de arriba hacia abajo (similar a un movimiento bajista de las cotizaciones).

Otra teoría dice que el llamar osos a los bajistas se debe a que en determinada época los cazadores de osos vendían las pieles con idea de recomprarlas más baratas, porque esperaban que aumentase mucho la oferta de pieles, y eso hiciera caer mucho los precios. Esto concuerda con la expresión “vender la piel del oso antes de cazarlo”, por lo que puede ser que así sea.

Un mismo inversor puede ser toro hoy (porque cree que el mercado va a subir a partir de este momento) y oso dentro de un mes (porque en ese momento cree que a partir de ahí lo que va a hacer la Bolsa es bajar). Lo cierto es que tiene poca utilidad práctica el saber eso, es más bien algo anecdótico.