miércoles, 21 de mayo de 2014

El MAB Mercado Alternativo Bursátil

El MAB (Mercado Alternativo Bursátil) es un mercado en el que cotizan pequeñas empresas, es un mercado pensado para pequeñas y medianas empresas, para las que antes de la creación del MAB era impensable cotizar en Bolsa.

Gracias al MAB, estas empresas pueden conseguir nuevos accionistas para crecer más rápidamente, cosa que sin el MAB les resulta mucho más complicado.

El MAB también les da prestigio y publicidad. Responsables de empresas que cotizan en el MAB dicen que empezar a cotizar en el MAB les supuso rápidamente un incremento de las ventas, y el acceso a proyectos de una mayor complejidad, por el prestigio que da el cotizar en Bolsa respecto a no hacerlo. La imagen de una empresa es importante, y en muchos casos esa mejor imagen se traduce en más dinero.

En cuanto a los pequeños inversores, la existencia del MAB supone que tengan la posibilidad de invertir en empresas que antes de la creación del MAB no podían hacerlo.

Para que en España aumente la inversión en microempresas, stat-ups, etc, los inversores tienen que ver claro que cuando quieran vender lo podrán hacer, y a un precio justo. Eso es lo que aporta el MAB en la actualidad, e irá a más en el futuro, dinamizando toda la economía española y facilitando la creación de empresas, la creación de empleo, etc.

Cuando se habla de invertir en start-ups, pymes, etc, se suele citar como una de las posibilidades de obtener ganancias la salida a Bolsa de la empresa. Pero hasta la creación del MAB, en España esto era solamente algo teórico que no sucedía en la práctica. Y por eso muy poca gente invertía en este tipo de empresas.

Por eso el MAB no sólo beneficia a las empresas que ya cotizan en él, sino a todas las que potencialmente podrían llegar a cotizar en él, e incluso a todos aquellos proyectos que sin el MAB se habrían quedado en un cajón, y con el MAB encontrarán inversores que esperan ver cotizar en el MAB dentro de unos años a esa empresa que ahora está naciendo.